NOTICIAS REGIONALES Escuchar artículo

Crimen en Senillosa: el panadero alcanzó a pedir ayuda y murió

La víctima fue atacada a tiros por delincuentes que le robaron su auto. La Policía trabaja a contrarreloj para dar con los autores del homicidio

La investigación por el crimen del panadero Moya en la localidad de Senillosa se mantiene bajo sumo hermetismo para poder dar con el o los autores del homicidio sin perjudicar las pesquisas. Desde la Policía se brindó la información básica y aún se aguarda el resultado de la autopsia forense.

En comunicación con el comisario mayor Dante Catalán, Superintendente de Investigaciones de la Policía del Neuquén, se refirió a lo sucedido apenas entrada la madrugada de este miércoles en calle Calixto Ceballos al 600 del barrio Costa del Limay. Se trata de "un barrio tranquilo y en construcción", ubicado sobre la margen sur de la Ruta Nacional 22.

"Es caso bastante hermético y la investigación está con secreto de sumario", fue lo primero que indicó el comisario Catalán y aclaró que aún no estaba el resultado de la autopsia forense, la cual estaba programada para después del mediodía.

Luego, brindó detalles de lo que se puede informar hasta el momento. En este sentido, indicó un vecino de la zona alertó al personal policial sobre "un hombre que pedía auxilio y la presencia policial". El alerta se recibió a las 00.00 de este miércoles y, de inmediato, efectivos de la Comisaría Once se dirigieron al lugar señalado por la persona que dio el aviso.

Claudio Espinoza

"Al llegar al lugar indicado, los efectivos se encontraron con un hombre que yacía tirado en el medio de la calle y presuntamente sin signos vitales, lo que luego fue certificado por personal médico que se hizo presente en el lugar", explicó el Superintendente de Seguridad.

Ante esta situación se dio intervención a la Fiscalía de Delitos contra las Personas y la fiscal Silvia Moreira quedó a cargo de la investigación. En primera instancia se ordenaron ciertas diligencias, de las cuales "se logró determinar que la víctima fue atacada por personas ignoradas con presuntamente armas de fuego y que le efectuaron disparos".

Buscan el auto robado

"También se determinó que le habían sustraído el vehículo de su propiedad, siendo un Fiat Cronos de color negro oscuro y dominio AG230BO, vehículo que aún está con pedido de secuestro vigente", señaló Catalán, por lo que agregó que ante cualquier novedad sobre el auto, se solicita a la población que se comunique con la unidad policial más cercana.

El comisario también señaló que la víctima fue identificada como Cristian Eduardo Moya, de 47 años y profesión comerciante. "Aparentemente, vivía solo", confió el jefe policial.

LMN ya difundió que se trataba de un vecino que trabajaba como panadero y que se había construido su local "con el sudor de su frente, trabajaba día y noche con excelente actitud, estaba progresando a pasos agigantados". Las palabras as posteó un vecino en sus redes sociales al anoticiarse del crimen. Incluso confió que Moya había "logrado hace poquito comprarse un auto cero kilómetro, con muchos sueños y objetivos que seguro los iba a concretar, pero unos hijos de puta lo mataron y le robaron el auto. Te vamos a extrañar mucho, Senillosa está de luto".

El personal del Departamento de Seguridad Personal y de Criminalística trabajan a contrarreloj en conjunto con la fiscal Moreira para dilucidar lo sucedido. Las tareas están abocadas a "la búsqueda de auto y la identificación de los autores", expresó el comisario Catalán.

Comentarios
Volver arriba